Chrome OS nació con la idea de estar siempre conectado a Internet; aunque ha ido calando entre los usuarios, este concepto sigue sonando tan extremista como en sus primeros días ya que no siempre podemos estar en la red. A veces no encontramos una red Wifi usable o perdemos la cobertura y en esos momentos un Chromebook es poco menos que inútil. Con el tiempo Google ha ido relajando esta máxima y ha ido añadiendo cada vez mas funciones offline al sistema, a un ritmo que se ha ido incrementando en los últimos meses. Y hay un buen motivo para ello: desbancar a Windows XP.

Play Movies no necesitará conexión

El último movimiento en esta dirección es el anuncio de que Play Movies podrá reproducir vídeos sin necesidad de conexión a Internet con una actualización en las próximas semanas, como también puede hacerlo en Android. Esto nos permitirá marcar películas y series de televisión para verlas cuando no tengamos conexión, durante un viaje por ejemplo. Y esta no será la única app que elimine el requisito de la conexión a Internet para funcionar en el futuro.

“[…]mas y mas desarrolladores están creando apps usando la API de Chrome para funcionar offline. La plataforma ha evolucionado y sigue mejorando.” Caesar Sengupta, vicepresidente de productos de Chromebook.
¿Porqué Google ha decidido cambiar de idea? La respuesta es sencilla: quiere hacerse con el mercado que Microsoft antes controlaba con Windows XP. Con un porcentaje de usuarios en todo el mundo aún superior al 25%, la compañía de Redmond ya no sabe qué hacer para conseguir que migren a plataformas mas modernas, preferiblemente las suyas. Ya ha cortado el soporte y no lanzará mas actualizaciones, aunque esta política no parece muy estricta.

1/4 del mercado para el que lo quiera

“El mundo ha cambiado, estás mirando a un tipo diferente de necesidades que XP” Caesar Sengupta

Y mientras Microsoft duda sobre qué hacer con esos usuarios, la competencia ve esto como una oportunidad perfecta para pegarle un buen mordisco al mercado. Con ordenadores portátiles muy baratos y que son capaces de hacer todo lo que necesita el usuario común, en principio Google debería estar bien colocada para ocupar ese lugar, sino fuera por la idea de que un Chromebook (o un Chromebase de LG) es “solo online”. La compañía se ha dado cuenta de que para atraer a estos usuarios no tiene mas remedio que sacrificar su concepto y permitir el uso sin conexión de la mayoría de sus apps.

Si lo conseguirá o no dependerá de muchos factores, entre ellos que sea capaz de llegar a los mercados emergentes donde XP impera, y de campañas de marketing orientadas hacia aquellas personas que quieran actualizar sus equipos.