Los japoneses siempre han tenido unos gustos muy especiales y característicos, especialmente cuando hablamos de consolas. Tal es así, que Microsoft aún no ha conseguido lanzar una consola que haya sido un bombazo en este territorio, ni siquiera Xbox One.

La consola de nueva generación de Microsoft ha pasado desapercibida por el público japonés hasta tal punto que el jefe de Xbox en Japón ha decidido dimitir. Hablamos de Takashi Sensui, el cual llevaba ocho años como mánager de la división de Xbox en Japón. Aunque no ha dado una razón oficial por la que ha dejado el puesto, los rumores apuntan a las bajas ventas de Xbox One en el territorio.

Ventas de la consola estrella de Microsoft en Japon.

Sensui seguirá trabajando en Microsoft, ahora como miembro de la división de entretenimiento de Microsoft en América. Mientras que su anterior puesto recaerá sobre Takahasi Minami, el cual llevaba 25 años trabajando para Sony.

Vía | Eurogamer